Idea Republicana

Señor Director:

La consternación está llegando a su punto más álgido tras el asesinato de un hombre de 66 años luego de un ataque en Lumaco. Parece ser que ha llegado la hora de dejar de responsabilizar a otros, entablar querellas y perseguir las responsabilidades penales por estos hechos que, a todas luces, se enmarcan bajo la hipótesis del terrorismo más primitivo: aquel que busca atemorizar a la sociedad toda violentando a los mismos ciudadanos. El Poder Ejecutivo tiene el deber de perfeccionar la Ley Antiterrorista -hay un proyecto en trámite en el Senado, al que bastaría poner urgencia- pues a la falta de consenso sobre qué es terrorismo se ha sumado un exceso de requisitos en el tipo subjetivo de los delitos, y una absurda necesidad de estructura y recursos en las asociaciones para que sean consideradas terroristas.

María Cristina Barrientos

Asesora legislativa Ideas Republicanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio